DESDE BUENOS AIRES- ARGENTINA, Y PARA EL MUNDO
DESCUBRA Y TRANSPORTESE EN EL FASCINANTE MUNDO DE LOS ENIGMAS QUE ACOMPAÑARON Y COEXISTEN CON LA HUMANIDAD DESDE SIEMPRE

EL INCIDENTE ROSWELL


UN DATO PARA TENER EN CUENTA

Si nos centramos en el siglo 20, durante casi lo que duró la primera mitad del siglo, no existían las palabras conocidas, o al menos difundida públicamente como “Conspiración Gubernamental”, “Secreto de Estado”, etc. Es en este sentido donde debemos considerar que hasta los primeros días de junio y julio de 1947 la CIA en los Estados Unidos “no existía”, tanto como el FBI y el Pentágono. Esto forma parte según estadísticas que tienen muy en cuenta los investigadores del tema Ovni, porque después que sucedió el caso Kenneth Arnold y el Incidente Roswell, fue donde sin lugar a dudas la CIA entró en juego. Ocultamiento, Conspiración, Secreto de Estado, Hangar 18, Area 51, y demás, fueron los factores que perduraron con mucha publicidad, y que continúan hasta nuestros días, en materia de casuísticas Ovni en general. Cualquier cosa inusual que un ser humano vivió en el mundo, referente a un caso de “avistamiento”, “un encuentro cercano”, una “abducción”, o “un choque de un objeto extraño en cualquier punto del planeta”, es muy probable que sea silenciado, amenazado, o victima de haberle quitado materiales fotográficos, o alguna otra cosa más interesante aun, por estas organizaciones secretas- “Men in Black- Hombres de Negro”, entre otros- que operan de una manera sumamente estratégica desde hace ya muchos años. Tal ves, la ola de avistamientos de 1947 y el Caso Roswell fueron el punto de partida para que sucedan todas estas cosas, con lo cual los investigadores no están para nada de acuerdo que interfieran en estos asuntos, porque dificulta totalmente una investigación clara, y con puras pruebas concretas. Pero a pesar de este desacuerdo, estas cosas, si o si, debieron suceder tarde o temprano. Y así, para que el misterio continúe...

EL INCIDENTE ROSWELL

El incidente más famoso de todos los tiempos tiene una descomunal documentación, entre testimonios y análisis de todo tipo. Es por eso, que en este espacio vamos a exponer algunos de los hechos mas importantes que acontecieron en los primeros días de julio de 1947, recordando los momentos que dejaron una huella imborrable en la historia de la humanidad.

Hay que recordar, que durante principios del mes de junio hubo una oleada inmensa, con respecto a Ovnis, sobre el espacio aéreo americano de Nuevo México. Previo al encuentro que tuvo el piloto civil Kenneth Arnold del 24 de junio, de aquellas “9 cacerolas” como él las definió, todavía no se conocía la palabra OVNI, con lo cual testigos locales de la zona aseguraron haber visto Platillos Voladores surcando los cielos. Estos registros documentados nunca hubiesen sido conocidos, si no fuera gracias por el libro- “El Incidente” de Charles Berlitz y William L. Moore, de 1980- con nombres y apellidos de testigos claves de la época, que observaron los extraños sucesos.

Estos hechos de avistamientos, son de suponer que se relacionan con los incidentes de San Agustín y Corona, en Nuevo México, donde cayeron cada una de las naves no terrestres.

EL CRASH EN CORONA

Después de la noche tormentosa del 2 de julio de 1947, es decir, ya el 3 de julio, un ranchero local llamado Mac Brazel, salió con su caballo junto a un pequeño vecino de nombre Dee Proctor, para inspeccionar el campo, tratando de ver algún desastre que pudo haber ocasionado la tormenta, viendo todo en orden hasta ahí. Pero al volver a su hogar, detrás de unas colinas, pudieron divisar unos extraños objetos esparcidos que captaron su atención. Inmediatamente lo recogieron observándolo, sin entender absolutamente de que se trataba. Debían suponer que pudo ser de alguna avioneta, pero lo que a Brazel le llamaba poderosamente la atención, eran unos extraños símbolos que tenían varios de estos restos, siendo para el semejante a la “escritura china y japonesa”.

A los tres días, Brazel se dirigió a Corona a comprar algunas cosas, y de paso aprovechando el tiempo para contarle al sheriff del condado George Wilcox, lo que había encontrado días antes. A partir de ese instante el sheriff dio vos de alarma a la fuerza aérea, para que intervengan ante lo sucedido. Cuando el rumor de lo acontecido empezó a extenderse, el jefe de seguridad, el mayor Jesse Marcel, se dirigió con su jeep in situ, en compañía de un oficial de inteligencia de apellido Cavitt. Llegaron al lugar cuando ya anochecía, debido a que esos lugares habían sido de difícil acceso, porque eran calles de tierra. Mucho antes de que amanezca, habían repleto la parte trasera del vehículo de los extraños objetos, estos mismos que Marcel no pudo llegar a identificar.
(En este punto, supuestamente debieron haber encontrado algo más que restos esparcidos por todo el terreno, y muy cerca del rancho de Mac Brazel, sino que posiblemente- una nave de origen extraterrestre).

En el pueblo, los rumores y noticias empezaban a correr aceleradamente, ante este hallazgo insólito. La polémica comenzaba a iniciarse, con hipótesis y teorías de todo tipo, conjuntamente con las emisoras radiales de la zona, sin tener mayores datos, y una clara definición sobre que se trataba hasta ese entonces.

Cuando Jesse Marcel regreso a la base con el vehículo cargado de los extraños materiales, junto al oficial de inteligencia, fue donde ya había una gran cantidad de periodistas en la entrada, esperando encontrarse con el mayor Marcel, o alguien que pudiera aportar datos, tal fue como los del “Roswell Daily Record” entre otros. Aunque en el momento de la llegada de Marcel hizo que con su Jeep ingrese de una manera inmediata, para ingresar donde a nadie se le hubiera permitido el paso. El jepp debió internarse en uno de los hangares específicos de la base militar. “La Fuerza Aérea a recuperado los restos de un Platillo Volador”, Según decía un primer comunicado de primera plana en los diarios, bajo la orden del coronel William Blanchard, como- “jefe de la Fuerza Aérea en Roswell”, dándole la orden a Walter Haut- “oficial de relaciones públicas” para que se lo comunique a la prensa.

MATERIALES IRROMPIBLES Y DESCONOCIDOS

Debemos recordar, que estos materiales fueron sometidos en estricto secreto, a todo tipo de análisis y pruebas, semejando algunos de ellos a “un papel muy fino metalizado”, donde intentaron doblarlo con las manos, reduciéndolo hasta dejarlo echo un bollo, para luego volver a su estado normal como estaba anteriormente. Lo sometieron al fuego, como además de agujerearlo con una mecha eléctrica para perforarlo, y todo lo rechazó. La pregunta en este caso sería- ¿qué fue realmente lo que destruyo a la supuesta nave extraterrestre?- La respuesta más directa de quienes conocen esto, es que “lo destruyo un rayo”. Para algunos pueda resultar que haya sido parte de un fenómeno de una extraña naturaleza, o de la nuestra, suponiendo el tema del “rayo”, como además del terrible estrellamiento. A pesar de todo, esto sigue siendo un enigma.

EL PROYECTO MOGUL

En aquella época, los Estados Unidos andaba muy preocupado en saber si sus oponentes rusos tenían en marcha alguna clase de arma sofisticada o prototipo, y ante estas cuestiones y dudas, Norteamérica había lanzado el llamado Proyecto Mogul, de las manos del presidente Harry Truman, que consistía en lanzar al aire unos globos sondas, los cuales estaban bien preparados, con detectores de radares para captar alguna clase de explosión atómica, o de cualquier tipo, desde lejanas alturas. Gran coincidencia fue en aquel entonces, cuando sorpresivamente ocurrió el llamado Incidente Roswell, debido que los restos esparcidos de la extraña nave encontrados en los campos cercanos de Mac Brazel tuvieron lugar a la caída de estos globos sonda en los mismos años, con restos finos de papel “metálico” que los globos hacían elevar al cielo, como factor fundamental para “confundir, y desorientar a la población entera, en busca de la auténtica verdad”, que en las siguientes líneas cambia totalmente el panorama de una noticia revolucionaria.

Correlativamente se han encontrado estos restos de los globos sondas del Proyecto Mogul como bien se a dicho, con lo cual el gobierno americano puso un manto de silencio, y confusión a la ves, para encubrir totalmente el caso, en cuestión de minutos. A partir de ese momento, los titulares de los diarios cambiaron completamente, y una ola de amenaza comenzaba a nacer, por medio de los militares quienes estaban en contacto con cualquier evidencia de los materiales hallados, u otra cosa inusual. Así fue en el caso de Jesse Marcel, quien se vio obligado deshacerse de uno de estos objetos después de examinarlo en su casa, junto a su pequeño hijo por aquel entonces. El mensaje central justamente era ese mismo- “La familia o pariente cercano de cualquiera podría correr grave peligro, si tienen algo en su poder, o si divulgan cosas con respecto al caso”. De esta manera había una enfermera muy vinculada al funebrero Glenn Dennis- quien trabajaba en la base militar, al cual los superiores del ejercito le asignaron que preparara unos “ataúdes para niños” con relación a lo sucedido- el cual no pudo estar presente en la sala de quirófano de la base de Roswell, donde se encontraban las criaturas para ser examinadas por médicos especialistas, mientras que su compañera sí lo a podido ver, y bastante cerca, siendo que Glenn Dennis pudo estar presente en esa reunión exclusiva de médicos, aunque unos militares le cerraron el paso para que no asista, posiblemente por ordenes de los superiores. Frente a esto, la enfermera se reunió con Dennis en una cafetería- según lo que nos muestra la escena del Film de largometraje de 1994- donde ella le hace un bosquejo sencillo de cómo eran estas criaturas no humanas, dibujando parte de la cabeza, el rostro, y las manos.

Pasaron unos días, y Glenn Dennis regreso a la base militar nuevamente, con el fin de poder ubicar a la enfermera, aunque esta ves le informaron que “había desaparecido sin dejar rastro aparente”. ¿Qué sucedió realmente?

EL CRASH EN SAN AGUSTIN

El siguiente documento tiene lugar a un protagonista en común, el cual tenía en aquel entonces unos 5 años de edad aproximadamente, cuando observó junto a su padre, su hermano mayor, su tío, y su primo, la supuesta nave estrellada no terrestre, junto a sus tripulantes no humanos.

Mientras una conferencia de prensa transcurría en la base militar de Roswell, Gerald Anderson, el pequeño niño, junto a sus familiares, recorrían la meseta de San Agustín, un lugar caracterizado por un gran lago seco, cercano a- La Cueva de los Murciélagos- un lugar muy visitado por arqueólogos, y de elementos hallados que datan alrededor de unos 4.500 años de antigüedad.

Recorriendo estos lugares, en una especie de hondonada, el primo de Gerald pudo divisar lo que le pareció “un objeto cilíndrico metalizado” a la distancia, entre otros objetos metálicos esparcidos por el terreno. Era curioso ver un detalle de los árboles que tenían la copa rota o quebrada, posiblemente por el choque de este artefacto al caer, que ya estaba incrustado en el suelo. Gerald quiso en un momento avanzar hacia el objeto, pero su padre le grito que no lo hiciera. El hermano mayor, dijo de pronto- ¡Es una Nave Espacial!- cuando el miedo empezaba apoderarse de todos ellos.

La tierra estaba como calcinada debido al choque del aparato, viéndose algo de fuego en uno de los costados. Tres extraños seres estaban desplazados en el suelo, a un costado de la nave, dos de ellas estaban quietas, y el otro se lo veía que respiraba con alguna dificultad, cuando otro Ser se encontraba apoyado y sentado en un sector de la nave, y herido en un hombro. Este mismo miró con terror a la familia Anderson al aproximarse hacia él. (Un detalle muy significativo, fue que este debió haber sido el primer testimonio en declarar que todos estos seres eran Muy Parecidos, con la siguientes descripciones en afirmar que eran Calvos, con una especie de vestimenta ajustada Plateada, con ojos medio hundidos y Bastante Grandes de lo normal). Mientras tanto, ellos trataban de mantener una comunicación lingüística con el Ser, aunque este parecía no entender lo que les quería decir. En ese instante sorpresivamente se aproximaban seis personas, la cual cinco eran jóvenes, y la otra mayor, tratándose del doctor Buskirk- un antropólogo zonal, recordando lo dicho en las líneas anteriores que este lugar es muy frecuentado por antropólogos, ante vestigios de mucha antigüedad- junto con sus alumnos de la universidad de Albuquerque. Estos mismos trataron de hacer la misma operación para mantener comunicación con este Ser, pero resultó imposible, asustándolo mucho más de lo que estaba. Derrepente escucharon el sonido de una camioneta aproximarse, que llevaba una antena de radio, el cual supieron momento mas tarde que se trataba del ingeniero Barney Barnett, quien se encontraba trabajando para una fabrica petrolera en dicha zona. Debió pasar una hora aproximada, cuando llegaron al lugar dos camiones pertenecientes a la base militar de Roswell, al mando de un Teniente de Color. A medida que iban surgiendo esta gente, un Sargento se hizo cargo de tomar nombres y apellidos de los que fueron testigos exclusivos de lo sucedido, para luego echarlos a todos del sitio, ahora restringido, desde el momento de su llegada, para acordonar todo el lugar con cintas y estacas de madera. Supuestamente este coronel debió haber dado advertencia a todos ellos de no comentar este asunto a nadie, o sino “Graves Consecuencias”, quizás. Gerald Anderson, según afirmo en una entrevista, que nunca más supo de lo sucedido sobre el incidente de San Agustín, hasta pasar unos años mas tarde donde leyó en un articulo lo sucedido.

EL PRESIDENTE EISENHOWER:
PUDO VER EL PLATILLO DEL INCIDENTE EN SECRETO

En el mes de febrero de 1954, el presidente Dwight Eisenhower realizó un viaje a California, con el fin de pasar sus vacaciones, y en el rancho de un amigo llamado Paul Roy Helms. Durante el 20 de febrero, el presidente supuestamente fue a un determinado lugar, sin su cortejo que habitualmente lo acompañaba a todos lados. El periodismo aparentemente se había dado cuenta aquella tarde que Eisenhower no se encontraba, en el rancho de su amigo, en Smoke Tree. Todos comenzaban a preocuparse de que algo extraño le habría sucedido. El secretario de prensa James Haggerty dio el comunicado oficial, después de dirigirse a Smoke Tree. Él afirmó, que según el presidente “se había dañado un diente” con un pedazo de muslo de pollo, siendo acompañado por Paul Helms al dentista más cercano de la zona. ¿En donde se encuentra el presidente Eisenhower?- ¿Por qué desapareció?- ¿Adónde se fue?- Eran las preguntas del momento. Es decir, que a pesar del comentario oficial acerca del presidente de haber tenido un grave inconveniente, habiendo ido al dentista, parecía que no dejaba por convencer a muchos, con lo cual se empezaba a sospechar algo “fuera de lo normal”.

Todas estas especulaciones, derivaron a una cuestión mucho más interesante, y misteriosa. Porque resulta ser, que el tema de la visita del presidente al dentista, era una excusa para “tapar y ocultar oficialmente, y a los medios de prensa, una situación totalmente inesperada, y sorprendente, que le tocó vivir en esos días”. Supuestamente, había sido llevado, bajo el más cuidadoso secreto, a la base de la Fuerza Aérea de Edwards, en Muroc, para mostrarle frente a sus ojos algo tan increíble e impactante, de lo que nunca pudo haberse imaginado. Se trataba de “los restos de La(s) Nave(s) Estrellada(s), junto con los cuerpos fallecidos, posiblemente en estado de hibernación, de las extrañas criaturas extraterrenas”, a 7 años de haber ocurrido el incidente.

Un comunicado de una carta, había llegado en manos de Meade Layne- en aquel entonces director del Borderland Sciences Research Associates, el 16 de abril de 1954, de un socio llamado Gerald Light, siendo que en esta misma carta este socio le confirmaba que Eisenhower había pasado unas “48 horas” en la base de la Fuerza Aérea Edwards, acompañado de tres personas, que por cierto, eran gente conocida. Se trataba del periodista Franklin Allen- un financiero de nombre Edwin Nourse- y un obispo llamado James F. A. McIntyre. Según en esta versión oficial, se complementa además, de haber poder presenciado “cinco clases de aviones, en profundo estudio de científicos”. Gerald Light dio entender en la carta, que el presidente estaba tan aturdido, que califico el asunto como- “una sensación de que el mundo se iba a terminar, con una fantástica realidad”.

EL GRUPO SECRETO: MAJESTIC 12

A raíz de todo lo sucedido, dos meses después del incidente, según registros oficiales con fecha y todo, un 24 de septiembre nacía un grupo denominado- MAJESTIC 12. Este grupo consistía de 12 científicos, conjuntamente con militares experimentados, para investigar secretamente el tema del incidente de Roswell...

CONCLUSIONES

El Incidente Roswell, es uno de los casos más históricos e importantes de la casuística OVNI, y muy sorprendente de todos los tiempos, donde nos muestra una cantidad casi innumerables de testigos, con los cuales muchos ya han fallecido, como personas directas, pero con una cantidad de información gracias a todos ellos, que merece ser analizada profundamente. En realidad no alcanza para nada un par de líneas, o notas brevemente sintetizadas, explicando paso a paso como fueron los hechos transcurridos desde el 3 de julio de 1947 en adelante. Estos datos son muy necesarios tenerlos en cuenta, como uno de los casos claves, en el cual entró en los corazones de aquellos investigadores, o curiosos, en busca de la verdad, acerca de la vida extraterrestre.



El ranchero Mac Brazel, fue el primer testigo el cual pudo observar a una distancia cercana a su hogar, los restos de la nave estrellada en Corona- Nuevo México, junto a su vecino Dee Proctor.



El Sheriff George Wilcox del condado de Chaves, fue quien recibió el primer comunicado por medio de Mac Brazel de los extraños restos de una presunta nave desconocida.



Jesse Marcel- (Teniente Coronel de la Base Aérea de Roswell), donde antiguamente tenía el rango de Comandante. Fue el que se encargo en recolectar la mayor cantidad de los extraños materiales en el pueblo de Corona. El cual se vio obligado por los superiores, de afirmar oficialmente en una conferencia de prensa en la Base Aérea Militar de Roswell, que “los restos encontrados por Mac Brazel pertenecían a un globo sonda”. La fotografía muestra aquel momento, en julio de 1947.



Walter Haut- (Oficial de Relaciones Publicas), quien fue el responsable en transmitir el comunicado de “Un Ovni Estrellado en Roswell”, el cual fue silenciado momentos mas tarde, a través de llamadas telefónicas que procedían desde Washington.


El general Ramey, junto con su ayudante, el coronel Dubose, quienes mostraron en el momento de la fotografía los restos del Globo Sonda a la prensa, en la Base Aérea de Roswell, desmintiendo totalmente la información acerca de un Ovni Estrellado, en el preciso instante que los auténticos restos del OVNI iban en camino, siendo trasladados por otros militares, para ser analizado científicamente en el Campo Wright Patterson, en Dayton- Ohio.


Barney Barnett- (Uno de los testigos más directos en poder ver la Nave Extraterrestre estrellada, junto a sus tripulantes, en la zona de San Agustín, en Roswell- Nuevo México. La foto pertenece al año 1945, justo dos años antes del increíble incidente.


Gerald Anderson- derecha, señalando el lugar del incidente años después, donde observó cuando fue un niño en julio de 1947 a la nave estrellada, junto a sus ocupantes no humanos.



Glenn Dennis fue el funebrero que preparó varios cajones o ataudes "para niños", tal y cual como se le había ordenado por los superiores del ejército, para transportar a la base militar los cuerpos de los presuntos extraterrestres. Según los documentos oficiales indican que Glenn Dennis como funebrero jamás pudo tener la oportunidad de estar en contacto con los cuerpos de los presuntos seres, impedidos por los militares de Roswell.



Jesse Marcel (Hijo), fue quien pudo estar en contacto con uno de los restos metalicos de la presunta nave de Roswell, enseñado por su padre Mayor del ejército Jesse Marcel, teniendo la oportunidad cuando era un niño de poder palparlo y examinarlo, además de descifrar en una de sus cavidades unos "extraños símbolos" muy similares a jeroglíficos, según las declaraciones que desde adulto pudo afirmar en varias ocasiones.



Portada autentica del periódico- Roswell Daily Record, del 8 de julio de 1947, informando la noticia impactante de un Platillo Volador Estrellado, la cual horas más tarde fue desmentida, por otros titulares donde desacreditaban el tema de un Platillo Volador, por la de Un Globo Sonda.


En 1995 se dio a conocer mundialmente, la famosa Autopsia a un presunto Extraterrestre, la cual recorrió el mundo entero, vendiéndose hasta incluso el material en VHS, y abriendo una gran polémica contradictoria en aquellos tiempos. Ray Santilli fue el autor en divulgar el film, frente a esta sospechosa imagen de la autopsia, y no pasando demasiado tiempo para llegar a la conclusión de que en realidad se trataba de “una mujer”, con la enfermedad denominada como “Síndrome de Turner”, siendo esta misma que hace deformar al cuerpo. En verdad, no se sabe exactamente a que época pertenece esta película, a través de un proceso de estudio realizado, teniendo en cuenta que pueda pertenecer a los años 1927, 1947, o 1967. Es otro tema de discusión, como para suponer que el film pudo haberse realizado para desacreditar el caso Roswell, o demostrando una reconstrucción de como fue realizado a los verdaderos extraterrestres.


Según en el libro "El Incidente" de Charles Berlitz y William Moore, esta es una fotografía que por cierto parece muy contradictoria, donde en un principio era procedente de Alemania, a finales de la década de los 40, que estaba en manos de un soldado norteamericano anónimo. Pese a la mala calidad que presenta la imagen de esta copia, es donde nos muestra un supuesto Ser Extraterrestre, con una mascarilla, y un tubo largo que va conectado a una especie de aparato que le abastece de oxigeno, el cual va acompañado por dos militares. Un informador local- supuestamente de Estados Unidos- fue responsable en entregar la fotografía a un agente del FBI en Mayo de 1950, y aseguró que la ponía en manos del gobierno norteamericano. Muchos consideran que esta prueba se relaciona con el Incidente Roswell.




















Dibujos auténticos de las descripciones de las Extrañas Criaturas Extraterrestres, por testigos directos, quienes afirmaron haberlos visto durante los primeros días de julio de 1947, en Roswell- Nuevo México.



Es interesante ver esta imagen, porque según los testigos más cercanos que pudieron ver la nave de Roswell estrellada aseguraron que no se trataba de un Platillo Volador; como tantas veces se lo a representado, sino que tenía mucha semejanza con una aeronave con cabina de pilotos, y pequeñas alas, conformado por una sola pieza circular, tal y cual como se lo puede apreciar en este dibujo de la descripción del objeto volador.



El mapa de Roswell-Nuevo Mexico (EE.UU) con la ubicación donde Mac Brazel encontró parte de los fragmentos metálicos del famoso incidente, y la indicación exacta a unos kilómetros del hallazgo de la nave estrellada, y los cuerpos de seres extraterrestres, según los archivos oficiales.



Aquí podemos apreciar una vista aérea espectacular de Roswell, tomada de una fotografía real y satelital, donde tenemos claramente el panorama exacto donde se produjo el estrellamiento de la presunta nave extraterrestre. (Imagen de buena resolución)



SIMBOLOS DESCONOCIDOS

Aquí a la derecha podemos apreciar los símbolos extraños que pudo presenciar el hijo del mayor del ejército Jesse Marcel, cuando desde niño pudo presenciarlos a través de un fragmento desconocido que su padre le a enseñado durante aquellos días de julio de 1947. Estos son algunos de los dibujos que Jesse Marcel (Hijo) realizó después de recordar como se veían exactamente. Son dibujos que indican con presición estos símbolos, y las medidas del extraño fragmento recuperado en cercanías del rancho de Mac Brazel, durante un reconocimiento del lugar por el mayor Marcel. Estos materiales gráficos parecen pertenecer al libro "El Legado de Roswell", del año 2007, por Jesse Marcel (Hijo).

www.ufomystic.com



MATERIAL E INFORMACION ADICIONAL
Hace ya unos años, en aquel suplemento semanal del diario “Crónica del Fenómeno OVNI”- Nº 99, había salido un informe del hallazgo de una supuesta “Momia Extraterrestre”, en el interior de la Gran Pirámide, por el arqueólogo francés Louis Caparat, durante una expedición a Egipto en 1988; la cual se encontraría actualmente en un museo de Holanda. Hay toda una historia más que fascinante a través de este increíble hallazgo, en la medida en que sea cierta, remontándonos a las literaturas del autor y escritor Erich Von Däniken de “Recuerdos del Futuro”, así como tantas obras realizadas; aunque es un tema aparte, de lo que verdaderamente vale la pena exponer. Si observamos bien, se parece bastante a la descripción de testigos claves que presenciaron los ET en Roswell, y los dibujos. Es de conformación antropomorfa- “cabeza más grande de lo normal, muy delgado, y de contextura pequeña”. Además, si comparamos un dibujo anterior de cómo eran sus manos, podemos relacionarlo totalmente con “los Cuatro Dedos” que vemos ampliado en el margen superior izquierdo de la fotografía. Si aquella nota estaba diciendo la verdad, acerca de una Momia Extraterrestre encontrada en Egipto, con esta misma fotografía, entonces es donde debemos detenernos, y suponer que sin lugar a dudas estamos ante una gran evidencia indiscutible, posiblemente la misma raza No Humana, del incidente Roswell- Nuevo México. Cada uno puede juzgar por sí mismo.


HOLLYWOOD Y EL INCIDENTE ROSWELL

En 1994 los estudios cinematográficos de Paramount Pictures lanzaron la película "Roswell", en la cual vemos al protagonista Kyle MacLachlan interpretando al Mayor Jesse Marcel, mostrando a la prensa los restos de un globo sonda, y presionado para desmentir que los restos recuperados del incidente no se trataba de una nave extraterrestre.

Es así que no faltaba una escena muy interesante en el film cinematográfico para demostrar uno de los restos más importantes de la nave, donde aparecen los extraños símbolos indescifrables.

Aquí vemos al único ser extraterrestre del film, el cual fue el último sobreviviente. Se trata de una de las escenas más impactantes, que nos revela cierto suceso que pudo haber estado relacionado con la realidad.


Reproducir documental del Incidente Roswell, (versión en ingles), con testimonios auténticos de los testigos puros del caso. Las siguientes partes del video se pueden ver a través del mismo buscador de YouTube, accediendo a videos relacionados en distintos idiomas disponibles:


Video por: jordancorey

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada